Esta comunidad es para cronistas, documentalistas, diseñadores e ingenieros de sonido, productores, periodistas, oyentes y muchos otros que se unen en el mundo del podcast.

Comunidad para cronistas, documentalistas, diseñadores e ingenieros de sonido, productores, periodistas, oyentes y muchos otros que se unen en el mundo del podcast.

Grabar podcast en tiempos de cuarentena

Grabar podcast en tiempos de cuarentena

¿Cuáles son las aplicaciones que funcionan mejor para grabar en el télefono con Android o IOS? ¿Cómo evitar que el sonido externo afecte tus grabaciones? Esto y más lo repasamos en una cobertura del último webinario podcastero que fue transmitido por YouTube Live.

Por Andrés Fechtenholz
Buenos Aires, Argentina.

Miembros del podcast Demasiado Cine grabando. Foto: gentileza de Mariano Pagella.

Para muchos de nosotros y nosotras, el trabajo a distancia no es una novedad. Incluso diría, es una elección. Quienes venimos trabajando de manera freelance, en mi caso en el rubro audiovisual, siempre estamos implementando herramientas y métodos de trabajo a distancia que nos permitan alcanzar resultados “profesionales”, tanto para trabajos “independientes” así como también para trabajos pagos para terceros de la industria.

Pero en la situación actual de cuarentena el trabajo a distancia ya no es una elección, se impuso de manera inesperada y obligatoria. ¿Qué podemos hacer cuando salir de casa no es una opción?

En estas situaciones críticas, a quienes tenemos el privilegio de tener las necesidades básicas cubiertas, puede subirnos un poco el ánimo poner manos a la obra. Esto es lo que hizo Podcaster@s. Compartir un poco de sus métodos a la comunidad: uno de sus fundadores, Mariano Pagella, ofreció un webinario con técnicas de grabación casera y/o a distancia.

El objetivo fue repasar mejores prácticas y recomendaciones para grabar con los elementos que tenemos disponibles en nuestra casa, desde cómo utilizar de la mejor forma un teléfono móvil, pasando por la elección del ambiente adecuado y opciones para grabar a distancia.

“Esto empezó como una investigación de Adonde Media, la productora con la que hacemos Duolingo Spanish y French Podcast entre otros podcast. Diseñamos un sistema de emergencia para lograr grabar en nuestras casas, pero también, para hacer grabaciones a distancia, cada uno desde su casa. Empezamos a testear opciones, desde distintos modelos de teléfonos hasta formas de explicar la manera más simple de auto grabarse, utilizando lo mínimo necesario para grabarse de la manera más óptima”, introduce Mariano.

Por eso, una vez que completaron estas investigaciones, decidieron compartirlas con la comunidad.

La charla tuvo tres ejes: ambiente de grabación, técnicas para grabar con el celular (o móvil) y grabación a distancia.

Ambiente de grabación

“Cuando hablamos de ambiente de grabación no es solamente el lugar físico donde vamos a grabar, sino las condiciones de acústica que tiene, el entorno y los objetos que nos rodean”, plantea Mariano e insiste en que es importante entender la lógica que hay detrás de estos conceptos porque son situaciones dinámicas. Cada uno debería poder aplicar soluciones a los problemas particulares que surjan en nuestros ambientes -con los recursos que tengamos a la mano- para diseñar el mejor ambiente de grabación posible.

Ira Glass, histórico productor y conductor de This American Life, y Sean Rameswaram, anfitrión de Today Explained de Vox, en sus casas, metidos en armarios, con sus micrófonos carísimos.

Mariano es experto en este tipo de set-ups, mostró durante la charla varias opciones de grabación casera utilizados en sus épocas iniciáticas como podcastero haciendo Demasiado Cine, el podcast que hizo por casi diez años, grabado siempre en su casa o en la de sus compañeros. En ninguna de esas aparece vestido de saco así que obviemos ese detalle a la hora de grabar.

“Tenemos que controlar dos cosas cuando estamos grabando en nuestra casa. Los ruidos por un lado y la reverberación por el otro”.

Primer consejo indispensable: prestar atención y detectar sonidos comunes tales como heladera, computadora, ascensor, ruido que puede entrar por las ventanas y, por supuesto, si estamos pasando la cuarentena con otras personas (o animales), los ruidos que puedan hacer los otros. Si nuestro dispositivo lo permite es muy recomendable monitorear con los auriculares puestos. Cuando desactivamos todos los sonidos y empezamos a alejarnos lo más posible de los ruidos que no podemos controlar, también puede sumarnos grabar apuntando con el micrófono en la dirección opuesta a estos ruidos, o sea, apuntar la parte de atrás del micrófono hacia a la fuente del ruido.

Si sabemos que vamos a postproducir el sonido, Mariano recomienda “no tirarse de cabeza” al denoiser porque si bien es útil, le saca mucho color a la voz y se nota la diferencia a nivel narrativo. Como alternativa, propone trabajar con room tone o ambi bed (bases de sonido ambiente) para que no se noten los cortes en la entrevista. Para hacer esto se recomienda dejar el micrófono en el mismo lugar en que se hizo la grabación y grabar el “silencio” por un minuto. Eso debería alcanzarnos, literalmente, para cubrirnos.

Otros filtros que podemos utilizar son el hi-pass o low-cut que limitan las frecuencias bajas (70–100 Hz) y a veces sirven para anular algunos ruidos continuos de fondo, como un lejano motor de aire acondicionado, por ejemplo.

Pero volvamos a casa, luego de encontrar el lugar más insonorizado, nos enfrentamos al problema de la reverberación.

“¿Qué es la reverberación? No es lo mismo que el eco. Se suele explicar cómo la onda de sonido rebota en el ambiente en el que estamos. Cuando hablamos, el sonido sale en todas las direcciones y empieza a rebotar. Eso es inevitable. Sepan que van a tener reverberación incluso si graban dentro del armario. No es que están anulando completamente la reverberación, la están controlando. Cuando estamos haciendo una narración o estamos grabando una charla, queremos que suene lo más parecido a como si estuviéramos hablando en vivo”, explica Mariano.

Teniendo eso en cuenta, descartemos la cocina o el baño aunque sean los lugares menos ruidosos. Generalmente tienen superficies donde el sonido rebota muchísimo. Martín Cruz, ingeniero de sonido del podcast chileno “Las Raras”, aporta (en el chat) que una “pared plana” es como un “espejo acústico”. Mientras que los objetos y superficies irregulares aportan mayor difusión acústica, qué es lo deseable. Por lo tanto, hay que buscar habitaciones con paredes cubiertas con bibliotecas, estantes, cortinas, ambientes donde haya alfombras, sillones y sillas. Eso hace que la mayor parte del sonido residual sea absorbido y que el resto se disperse para otros lados y que no vuelva a nuestro micrófono.

Si queremos controlar el reverb al máximo, podemos acondicionar un espacio para reducir tanto ruido como reverberaciones, el armario, o se puede preparar un espacio donde se pueda tapar con frazadas, por ejemplo, enfrentar dos sillas para cubrirlas con un acolchado y armar una especie de carpa. Martina Castro, fundadora de Podcaster@s también agrega por chat: “Llegué a grabar sentada en el piso de mi dormitorio con la cama de fondo, eso ayuda”. Sentados en la cama o debajo de una mesa con un acolchado encima, también son opciones viables.

Piensen en estos tips luego de la cuarentena al visitar su estudio de grabación habitual, los estudios están optimizados para mantener estas mismas condiciones.

Mariano repite para cerrar este tema: “Graben. Escuchen. Mejoren y así van a tener una grabación óptima”.

Grabar con el móvil

Partiendo de la base que no todos contamos con un micrófono profesional en nuestras casas — si lo tienen, úsenlo y no dejen de usar los consejos anteriores — podemos grabar con nuestro celular tomando los mismos recaudos. El consejo obvio que se suma, pero que no viene de más repetir, es poner el teléfono y las aplicaciones de mensajería en modo avión o no molestar. No queremos notificaciones durante la grabación.

También tenemos que procurar no manipular el celular durante la grabación. Un muy buen trípode alternativo que todos podemos llegar a tener en casa es un rollo de papel absorbente. Esto no sólo sirve para reducir ruidos y reverberancias, sino también, al ubicarlo en una mesa, deja al teléfono celular a la altura de la boca.

Los micrófonos de los celulares son muy sensibles, por lo que se recomienda posicionar el móvil en una posición fija y no tan cerca de la boca. Para ser certeros, Mariano recomienda ubicar el micrófono apuntando hacia el lado opuesto al que estamos nosotros. No estar pegados al micrófono, ya que esto micrófonos no tienen antipop.

El antipop

¿Que es el ‘antipop’? Es la membrana protectora que se utiliza delante de los micrófonos para evitar los “pop” o respiraciones fuertes que se producen mientras hablamos, específicamente en la pronunciación de algunas letras como las ‘Ps’ y las ‘Ts’ por ejemplo: si no probaron decirlo mientras leían, prueben hacerlo en voz alta con una mano frente a la boca (y después lávense las manos… ya saben).

Mariano propone realizar un “¡Art Attack!” Los materiales necesarios son: una percha (gancho para la ropa) o alambre que tengamos en casa y una media de lycra o una calza finita que pueda ser estirada. Con la percha se confecciona una estructura, a la cual le pasamos la media o calza por fuera, y estiramos el alambre para que quede tensa. Puede parecer demasiado casero, pero cumple exactamente la misma función que los antipop de un estudio profesional.

Fotos: Wiki How

Por el chat le preguntan: ¿Sirve usar un calcetín? Mariano aclara: “si no es muy grueso y está lavado, no debería haber problema, no queremos grabar oliendo a patas sucias”.

Si se usa protector o bumper para el celular, la recomendación es sacarlo. Esto suele tapar el micrófono más de lo deseado.

Estos consejos de grabación con el teléfono móvil no sólo sirven para grabarnos a nosotros mismos, sino también para que nuestros entrevistados mejoren su calidad de sonido cuando grabamos una entrevista por Skype. Esta es una forma de reemplazar el tape sync que también podremos usar más allá de esta cuarentena.

Mariano Pagella grabando en un teléfono móvil. Foto: Podcaster@s

Grabación a distancia

En estos días todos desarrollamos a fondo nuestras habilidades en plataformas de videoconferencia como Zoom, Skype o Whatsapp. Algunas de estas plataformas ofrecen grabación de audio e incluso video, pero su calidad de grabación no es óptima. También suelen haber problemas de conexión, por lo cual podemos llegar a tener algunos baches. Como esta es una situación excepcional, todo vale, pero, podemos tomar algunas precauciones.

Primero, tomemos en cuenta todos los consejos anteriores y pensemos que se trata de una situación similar al tape sync, si es posible, propongamosle al entrevistado utilizar su celular de la manera que hemos explicado.

Tampoco olviden que la mayoría de los equipos de grabación permite grabar directo de línea al celular con un cable miniplug, también es muy útil esa función, que igualmente no queda exceptuada de las limitaciones de conexión, pero puede servir incluso de backup o para sincronizar otra grabación.

Por chat, Javier Masicoff​ recuerda que Zencastr, una plataforma pensada para este tipo de uso que normalmente tiene su plan gratuito para grabaciones de dos personas y un máximo de ocho horas por mes, pero por la pandemia sacaron el límite de tiempo y también permite la posibilidad de grabar en Wav.

Mariano sugiere aliarse entre varios podcaster@s para pagar alguno de estos servicios y utilizarlos al máximo, incluso luego de la cuarentena. Ese fue el consejo final, como para no olvidar que todo esto empezó, mucho antes de la pandemia, como una idea de colaborar con la comunidad. Algo que para los que pertenecemos a Podcaster@s se volvió nuestro estilo de vida.

Este artículo fue el texto central de nuestro boletín bi-semanal. Puede suscribirse al boletín aquí.

Subscribete a Nuestro
Boletín Podcastero

Una edición, cada dos semanas, escrita por podcaster@s en distintos países, variado en términos de temas. 

Artículos Recientes

Últimos Boletines

Subscribete a Nuestro
Boletín Podcastero

Una edición cada dos semanas, escrita por podcaster@s en distintos países, variado en términos de temas. Puede incluir entrevistas con podcaster@s destacados, episodios de podcasts favoritos, noticias de la industria podcastera, reseñas de plataformas de edición o de micrófonos y consejos de producción.