Esta comunidad es para cronistas, documentalistas, diseñadores e ingenieros de sonido, productores, periodistas, oyentes y muchos otros que se unen en el mundo del podcast.

Comunidad para cronistas, documentalistas, diseñadores e ingenieros de sonido, productores, periodistas, oyentes y muchos otros que se unen en el mundo del podcast.

Pasaron de hacer un programa de radio en FM a crear su propia productora de podcast: “Nos…

Pasaron de hacer un programa de radio en FM a crear su propia productora de podcast: “Nos…

Hablamos con las fundadoras de Furor, entre ellas nuestra colaboradora Florencia Flores Iborra. En una entrevista indagamos sobre varios aspectos de esta productora de podcast recién salida del horno: cómo se originó, cuál es el valor que ven en el podcast como plataforma, qué las motivó a generar una productora y no simplemente una serie de episodios, entre otros temas.

Por Podcaster@s

Se conocieron en una radio FM comunitaria de la ciudad de Buenos Aires. Durante cuatro años trabajaron juntas en Graves y agudas, un programa feminista que recibió uno de los galardones más preciados en la producción con perspectiva de género del país, el Premio Lola Mora en la categoría Radio. Sin embargo, a pesar del éxito conquistado en la emisora, decidieron generar algo nuevo: su propio medio de comunicación. Y darle un enfoque particular a sus producciones: eligieron convertirse en la primera productora de podcast feminista de Argentina.

En una entrevista con Josefina Avale, Lic. en Ciencias de la Comunicación, Mariel Giménez, psicóloga, Florencia Flores Iborra, productora de podcast y colaboradora de Podcaster@s, y Vanina Pikholc, periodista, las radialistas nos cuentan cómo y por qué fue necesario dejar de ser un programa de radio tradicional para convertirse en un medio de comunicación digital.

En 2018 nació la productora de podcast “por la necesidad de crear –dice Mariel Giménez, y continúa– por querer decir algo que no está dicho, y si no lo nombramos no existe. Por eso sentimos la urgencia de poner en circulación un discurso que de otra manera estaría oculto”.

Desde su página web, se presentan como su propio medio, como un canal para que otras personas puedan hacer que sus ideas, contenidos y relatos se escuchen. Todas coinciden en que después de cuatro años de producir radio en una emisora FM, precisaban “hacer un cambio de formato y de estructura”.

¿Cuál es el valor que ustedes ven en el podcast como plataforma y medio?

“Lo bueno del podcast es ese acoplarse al funcionar de una (no tan) nueva escucha cotidiana. Hay un mundo que se calza los auriculares, entra en la app, elige una lista y le manda play. Un mundo que es selecto y con oído agudo que decide qué reproducir y qué no.

Así es como mientras se trabaja, mientras se viaja o mientras se está en alguna sala de espera dejan de ser momentos en el limbo para ser momentos de podcast o playlist. En este sentido, que el público oyente tenga el poder de elegirte es un desafío enorme porque otro gran valor que tiene la producción en formato podcast es su accesibilidad. Al contar con varios espacios digitales donde alojar los podcasts, no necesitas de grandes recursos para crearlos”, explica Josefina Avale sobre el modo en que se consumen los audios en internet.

Por su parte, Mariel Giménez resalta otra arista del podcasting: la posibilidad de generar material de manera independiente. “Como plataforma, me gusta creer que se trata de una democratización de los medios: podemos producir y difundir un mensaje propio. No debemos estar insertas en un medio mainstream para poder llegar a un oído receptivo, tampoco es fácil, pero tenemos una forma novedosa de crear contenidos y usar al podcast como plataforma para lanzarnos al mundo”.

En la misma línea, agrega: “Nos convertimos en nuestro propio medio. Creamos con un sentido, queremos decir algo. Nuestro medio es el podcast y a partir de una filosofía de trabajo, cada producción es parte de un todo. Es el medio que decidimos habitar por las posibilidades creativas que nos brinda: ficción, documental, informe periodístico o crónica”.

“El podcast nos permite trabajar de forma independiente, sin censuras en los contenidos, ni limitaciones técnicas”, subraya Florencia Flores Iborra.

Además, entre las respuestas aparece otro factor respecto a las condiciones de producción del podcasting que refieren a las posibilidades estéticas que se le pueden dar a las piezas sonoras. “Queríamos explorar el lenguaje narrativo. Experimentar en la investigación periodística. Salir del esquema de programa semanal de dos horas con sus columnas temáticas para abordar, en cambio, otras posibilidades en la producción. Siempre nos llamó la atención la ficción, pero a veces el vivo nos jugaba en contra y atentaba contra la posibilidad de hacer algo de calidad. Después de muchas discusiones, decidimos transitar el medio del podcast”, añade Florencia Flores Iborra.

De izquierda a derecha: Florencia, Mariel, Josefina y Vanina. (Foto: Gustavo Piola)

¿Por qué eligen el podcasting como medio de comunicación feminista?

“Como periodista, habiendo trabajado en muchos medios de distintos tipos, me sentí limitada en mis pensamientos por el hecho de ser feminista, por no querer reproducir ciertos discursos sobre el deber ser de las mujeres. No me sentí menos feminista, pero me costó encontrar mi voz en aquello que hacía. Descubrí que depender de otros para poder comunicar es una traba, más aún siendo mujeres, con las dificultades que hemos tenido históricamente para ser escuchadas y consideradas una fuente de calidad”, sostiene Vanina Pikholc.

En este sentido, la periodista marca con énfasis la potencia del podcasting para utilizar lenguaje inclusivo y perspectiva de género en los mensajes que se producen: “Me dieron ganas de migrar a otros espacios donde pueda sentirme parte de una conversación colectiva, donde encuentre menos obstáculos y no tenga jefes a los que convencer para usar la palabra ‘patriarcado’, como en el diario, ni se trate al receptor de ‘Doña Rosa’ [estereotipo de mujeres amas de casa utilizado en Argentina de forma peyorativa], como en la televisión. Desde Furor, pensamos y trabajamos para visibilizar un feminismo democrático y colectivo, que construimos con las voces de todas… si no, no es feminismo, es otra cosa”.

“Nos interesa contar y documentar historias que siguen siendo invisibilizadas: las nuestras, las de las mujeres y disidencias sexuales. Porque entendemos que, como dice Voloshinov, la palabra (el sentido) es la arena de la lucha de clases y por lo tanto de las sexualidades, dado que toda relación basada en la opresión de unos/as por sobre otros/as conlleva naturalmente a la lucha para la creación de un mundo nuevo sin violencia ni explotación”, indica Josefina Avale con una clara toma de posición política sobre el lugar que ocupan como comunicadoras.

Con una mirada más técnica, pero no menos importante, Florencia Flores Iborra agrega: “Es muy accesible producir un podcast. Por supuesto que cuanto mejores micrófonos y grabadores tenés, más sólidos son tus episodios, pero para empezar no necesitas montar un estudio o una estructura más compleja. Esto es una gran ventaja para realizar contenidos feministas por diversos motivos. Primero, es importante definir de lo que queremos hablar o al menos desde qué lugar. Ese fue un recorte que en Furor nosotras teníamos muy claro y no queríamos ceder ante ningún varón director de un medio que no estuviera de acuerdo con nuestra perspectiva. Es decir, la libertad editorial es una ventaja enorme. Además, en general a las mujeres se nos está vedado el conocimiento técnico, entonces tener la posibilidad de probar, equivocarnos y mejorar en un ambiente contenido y donde todas somos compañeras que queremos que el proyecto salga adelante es muy importante”.

Ilustración de podcast de la cobertura del evento “Locademia de feministas”

¿Quiénes son los y las destinatarios/as de Furor?

“Cualquier persona que quiera escuchar un relato que no sea el de siempre; que se haya hartado de cierta forma contar al mundo y busque conocer de qué se trata esta historia que se está gestando desde el movimiento de mujeres”, responde Mariel Giménez sobre su audiencia.

Pero, a las y los oyentes se suman quienes quieren crear contenido sonoro y no tienen los medios para realizarlo: “Tenemos nuestros propios trabajos pero también ofrecemos el servicio de producción de podcast y/o coberturas de eventos relacionados con la militancia feminista”, aclaran las integrantes de Furor. Uno de los proyectos fue la cobertura del evento “Locademia de feministas”, un espacio de discusión y debate que organizan conjuntamente Economía femini(s)ta con la Ciudad Cultural Konex.

De este modo, señalan por qué eligieron crear una productora y no simplemente un podcast: “No nos alcanza un podcast. Tal vez responde a la multiplicidad de voces que componen Furor. Queremos producir muchos contenidos distintos e imprimirle nuestra forma de ver al mundo a todos”, contesta Mariel Giménez.

¿Por qué crearon algo nuevo y no se unieron a proyectos existentes?

“Para nosotras era importante que la productora tenga su identidad propia y que está fuera el resultado de largas discusiones y acuerdos. La experiencia nos demostró que, si queremos ser fieles a una idea, esa idea debe ser construida colectivamente y en ese proceso estamos”, define Florencia Flores Iborra y Vanina Pikholc agrega: “Estamos empoderadas, queremos empoderar a otras. Por eso el desafío de hacer algo desde cero nos resultaba irresistible”.

¿Cómo relacionan la necesidad de una productora como Furor en el contexto social actual, sobre todo respecto a las luchas feministas?

“Si hoy en día todavía hay personas que asumen que ‘el feminismo es una moda’, es porque desconocen por completo la historia del movimiento. La ausencia de las mujeres en las usinas de producción de conocimiento colaboró mucho con esta invisibilización. Romper con eso es poder darles voz a las que nos antecedieron, para que mucha más gente las conozca. Quiero que las pibas en el futuro conozcan a Simone de Beauvoir y a Lili Daunes [Liliana Daunes es una locutora, periodista, conductora y activista feminista argentina] tanto como mis viejos conocieron al Che Guevara y a Dolina [Alejandro Dolina es un escritor, músico, actor y conductor de radio argentino]”, dice Vanina Pikholc respecto al contexto social donde el movimiento de mujeres ha puesto en la agenda pública varias problemáticas como la violencia de género y la demanda de la legalización del aborto.

“Podemos hacer un registro histórico de nuestras propias luchas. Hace tres años era impensable cubrir las discusiones parlamentarias sobre la legalización del aborto en nuestro país. Hoy nos toca vivir esto y poder contarlo en clave de podcast da cuenta del crecimiento del que somos parte como feministas y como comunicadoras”, añade Josefina Avale.


Podcaster@s. Una comunidad en español para los productores y amantes del podcast. @lospodcasteros // podcasteros.com

Este artículo fue el texto central de nuestro boletín bi-semanal. Puede suscribirse al boletín aquí.

Subscribete a Nuestro
Boletín Podcastero

Una edición, cada dos semanas, escrita por podcaster@s en distintos países, variado en términos de temas. 

Artículos Recientes

Últimos Boletines

Subscribete a Nuestro
Boletín Podcastero

Una edición cada dos semanas, escrita por podcaster@s en distintos países, variado en términos de temas. Puede incluir entrevistas con podcaster@s destacados, episodios de podcasts favoritos, noticias de la industria podcastera, reseñas de plataformas de edición o de micrófonos y consejos de producción.